SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
Lunes 21 Mayo, 2018
PRECIOS DE METALES: (ACT 18/05/18 | 8:00 AM ) Au: 1287.27 USD/ozt Ag: 16.39 USD/ozt Cu: 3.07 USD/lb Zn: 1.39 USD/lb Pb: 1.05 USD/lb
26 Febrero, 2018 / Editorial

Titulares de la cartera de Energía y Minas deben tener capacidades y experiencia relacionada al sector

 

En la historia reciente del Perú de 33 ministros solo tres ingenieros con experiencia en minería han ocupado el cargo.

 

Siempre expectantes que mejorarán las condiciones para la inversión y la operación minera, hemos esperado el nombramiento del nuevo titular de energía y minas. A poco más de dos meses de la designación de Ángela Grossheim Barrientos, abogada de profesión, como ministra de Energía y Minas nos hacemos una pregunta: ¿Qué se necesita para que una persona sea considerada como ministro de dicho despacho?

 

Entender los requisitos

 

Vayamos por el principio. Según el Artículo 124° de la Constitución Política del Perú, solo se requieren de tres condiciones para tentar una vacante como ministro de Estado: ser peruano de nacimiento, ser ciudadano en ejercicio y haber cumplido veinticinco años de edad. Además, los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional también pueden desempeñar dicho cargo.

 

Es así que no existe regulación alguna respecto a las capacidades académicas y profesionales que una persona deba tener para asumir tal función.

 

Lo cierto es que en la reciente historia del país hubo pocos ministros que hayan sido ingenieros de minas. En realidad solo fueron tres: Wilfredo Huaita (1985-1987), Mario Samamé (1989-1990) y Amado Yataco (1995-1996). Así que, desde el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado, hubo militares: Jorge Fernández Maldonado (1969-1975), Luis de la Vera (1975-1976), Arturo La Torre (1976-1977), Juan Sánchez (1977-1980) y René Balarezo (1980); economistas: Pedro Pablo Kuczynski (1980-1982), Fernando Montero (1982-1983), Jaime Quijandría (2001-2003), Gonzalo Tamayo (2016-2017).

 

La lista sigue. Abogados: José Carlos Carrasco (1988-1989), Hans Flory (2003-2004), Rosa María Ortiz (2015-2016), Cayetana Aljovín (2017-2018); ingenieros mecánicos: Juan Inchaústegui (1984-1985), Abel Salinas (1987-1988), Alberto Pandolfi (1996-1997), Carlos Herrera (2000-2001), un ingeniero industrial: Jaime Yoshiyama (1992) y un ingeniero electricista: Pedro Sánchez (2008-2011) que asumieron la cartera minera.

 

Vocación o elección

 

En el caso de Wilfredo Huaita, fue durante su gestión en que empezaron los esfuerzos por la formalización minera. Mario Samamé fue responsable de aprobar el Plan Nacional de Desarrollo basado en la Minería para el aprovechamiento de las reservas minerales como el zinc, cadmio, antimonio, arsénico, mercurio, helio y fosfatos. Y, por último, Amado Yataco, quien favoreció la inversión de proyectos mineros en el Perú.

 

Para poder desempeñar el cargo de ministro de Energía y Minas es necesario contar con ciertos requerimientos académicos y profesionales, como se supone que debe pasar en todos los cargos.

 

Por ejemplo, en nuestro país, una mala gestión de las empresas mineras genera muchos conflictos, por lo cual un ministro dedicado a este sector debe poseer una amplia experiencia y estar capacitado para tratar asuntos de responsabilidad social, relaciones con las comunidades, protección del medio ambiente, entre otros temas fundamentales.

 

Cabe recordar que Grossheim Barrientos fue seleccionada como líder del Ministerio de Energía y Minas (MEM) para formar parte del nuevo gabinete “de la reconciliación”, elegido por nuestro Presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, quien con escasa credibilidad designó a este equipo después de la crisis política generada por el indulto humanitario dado al ex presidente Alberto Fujimori.

 

En tal sentido, estos cambios no necesariamente implican que exista una modificación política sustancial en los temas de energía y minas. En todo caso, confiamos en que este nombramiento de ministros, sobre todo el del MEM, corresponda a una buena gestión del gobierno y no a consecuencia de una inestabilidad política.

SIGUENOS EN: