SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
Martes 17 Julio, 2018
PRECIOS DE METALES: (ACT 17/07/18 | 8:00 AM ) Au: 1240.31 USD/ozt Ag: 15.74 USD/ozt Cu: 2.80 USD/lb Zn: 1.18 USD/lb Pb: 0.98 USD/lb
01 Marzo, 2018 / Seguridad

Osinergmin presenta análisis de accidente por soplado de lama con mineral en Yauyos

Una de las causas determinadas fue la falla o falta de un plan de gestión por el incumplimiento del PETS (procedimiento escrito de trabajo seguro).

 

Las labores requieren obligatoriamente del permiso escrito de trabajo de alto riesgo (PETAR). (FOTO: internet)

 

El Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) publicó un análisis sobre un caso de accidente por soplado de lama con mineral, registrado en una explotación minera ubicada en la provincia limeña de Yauyos, en el cual ofrece una descripción de las causas básicas e inmediatas que lo originaron, además de las medidas preventivas y correctivas que se deben tomar para disminuir los índices registrados a la fecha.

 

En la ventana 3 del tajeo 1911 (Cuerpo Rosaura), nivel 820 del Piso 16, en explotación, exactamente a las 8 y 45 de la noche del 13 de abril del 2013, el jefe de guardia (accidentado) dio una contraorden al perforista y al ayudante del perforista para producir mineral de la ventana 1. Pero, el maestro perforista le recordó que la ventana 1 presentaba techo elevado y tenía un letrero de prohibición de ingreso. Sin embargo, el jefe de guardia reafirmo su orden, y el ayudante del perforista se dirigió frente a la ventana 2 a recoger una barretilla y en seguida escuchó un fuerte sonido. Al mirar hacia la ventana 3 noto venir el soplo de agua y lama de mineral, por lo que corrió hasta la chimenea de escape y activo la alarma.

 

Entonces, el jefe de guardia y el maestro perforista se dirigieron hacia la vía de escape ubicada a 30 metros aproximadamente, por el subnivel principal 1911 NW que da acceso a las ventanas. A la altura de la intersección de dicho subnivel principal con la ventana 3, el jefe de guardia fue interceptado por el flujo violento y enterrado por la lama de mineral. El maestro perforista se detuvo y retrocedió hacia el tope de la ventana 1, de donde fue rescatado sano y salvo.

 

 

Causas del accidente

 

A partir de lo acontecido, se infiere que una de las causas del accidente fue por la falla o falta de un plan de gestión por el incumplimiento del PETS (procedimiento escrito de trabajo seguro) y los estándares del método de explotación de sublevel caving mecanizado, por parte del accidentado y los acompañantes al ingresar a la ventana 1 con techo elevado y con señalización de prohibición de ingreso.

 

Otra de las causas fue por factores de trabajo respecto a la supervisión y liderazgo deficiente por falta de un vigía permanente, e identificación y evaluación deficiente de las exposiciones a pérdidas por parte del accidentado al ingresar a una labor no autorizada sin respetar la señalización.

 

La tercera causa fue por condiciones subestándares por la presencia de agua en la ventana 3 (0.3 L/s). La medición de caudales indicaba mantenerse en su nivel y el sistema de advertencia fue insuficiente al retirar al vigía de la ventana 3 de una labor de alto riesgo.

 

La clasificación del accidente fue soplado de lama con mineral (según el tipo), asfixia por enterramiento (según la lesión anatómica), acto y condición subestándar (según el origen) y previsible (según la previsión).

 

 

Medidas preventivas y/o correctivas

 

Respecto a este caso, se debe concluir con las investigaciones para establecer el sistema de drenaje y evacuar con anticipación el agua subterránea acumulada en el interior de la zona minada, impidiendo así la formación de los flujos de barro; asimismo, se debe cumplir de manera obligatoria con el PETS N° 114, cuyo procedimiento dice que “la explotación se realiza en retirada, ventana por ventana”.

 

Además, se debe sellar las ventanas 1 y 2 que han sido explotadas y la ventana 3 que se encontraba en explotación, mejorar el estándar de manera que cumplan con las exigencias de su diseño, debiendo sellar las ventanas una vez concluida con su explotación. Por último, cuando exista evidencias de derrumbe, todo trabajo de alto riesgo debe ser paralizado; y previa evaluación para continuar, requiere el permiso escrito de trabajo de alto riesgo (PETAR).

 

 

SIGUENOS EN: