SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
1 Abril 2019 / Gestión

Filial de MMG en Perú rechaza el bloqueo en Las Bambas y solicita diálogo

César Rondo, el único minero que sobrevivió al desastre, dijo a RPP que el grupo se mareó y sufrió dolores de cabeza en el túnel.

 

Desde 2016, cuando el primer envío de concentrado de cobre a los clientes salió del Puerto de Matarani, Las Bambas pagó aproximadamente $ 226 millones en regalías a la tesorería peruana.

 

Siguiendo los esfuerzos de esta semana por parte de las autoridades peruanas para mediar en un conflicto de 2 meses, Minera Las Bambas emitió un comunicado diciendo que la administración está dispuesta a buscar una solución consensuada con la comunidad que bloquea sus actividades en la región centro-sur de Apurímac.

 

Las Bambas es un proyecto de empresa conjunta entre MMG, una subsidiaria de propiedad total de Guoxin International Investment de China, y CITIC Metal Co. Ltd. MMG posee el 62.5% del proyecto y está a cargo de las operaciones en la enorme mina de cobre Las Bambas, que Abarca las provincias de Cotabambas y Grau y se ubica a 75 kilómetros al suroeste de la ciudad de Cusco.

 

Desde principios de febrero, la comunidad indígena de Nueva Fuerabamba ha estado bloqueando una carretera nacional llamada Corredor Minero del Sur, que atraviesa sus tierras de cultivo. Según Reuters, la población local dice que el gobierno convirtió ilegalmente la carretera en una carretera nacional para poder firmar un acuerdo con la compañía asiática.

 

Pero en su reciente declaración, Las Bambas dijo que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones confirmó que la vía bloqueada fue declarada de uso público en 2008 a solicitud de las autoridades distritales, provinciales y regionales. Esto significa que el camino ya era de uso público cuando, en 2011, la comunidad de Nueva Fuerabamba se adjudicó las tierras agrícolas cercanas.

 

“Como cualquier otro camino de uso público, la ley establece que cualquiera puede acceder a él libremente. Su reclasificación como pista regional y nacional se produjo más adelante ", dice el comunicado de Las Bambas. "Los nuevos representantes de la comunidad de Nueva Fuerabamba y sus asesores han pedido a Las Bambas que pague por el uso de esta pista pública y esas solicitudes están en contra de la ley".

 

En el informe, el minero continúa diciendo que los representantes de la comunidad han rechazado las ofertas de la compañía para contribuir con nuevos proyectos de desarrollo. Sin embargo, reitera que su equipo de liderazgo está abierto a un diálogo con miembros de la comunidad de Nueva Fuerabamba.

 

"Reconocemos los esfuerzos de las autoridades gubernamentales para tratar de encontrar una solución a través de un diálogo mediado y ratificamos nuestra disposición para contribuir a tales esfuerzos y apoyar el desarrollo de la región de Apurímac y de Perú en general", se lee en el comunicado.

 

Según Las Bambas, es urgente encontrar una solución al bloqueo porque está impidiendo que 8,000 personas trabajen en el complejo minero y podría desencadenar un paro total de actividades con graves consecuencias para la economía local y nacional.

 

Desde 2016, cuando el primer envío de concentrado de cobre a los clientes salió del Puerto de Matarani, Las Bambas pagó aproximadamente $ 226 millones en regalías a la tesorería peruana.

 

La mina tiene una capacidad anual de rendimiento de 51.1 millones de toneladas y en 2017 produjo 450,000 toneladas de concentrado de cobre.

SIGUENOS EN: