SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
24 Abril 2019 / Gestión

Sandvik une fuerzas con Codelco

Sandvik entregará un sistema de automatización de producción basado en sus productos AutoMine y OptiMine.

 

El sistema abierto integra operaciones manuales y equipos autónomos en una solución con AutoMine y OptiMine, lo que permite la transparencia y el control en tiempo real sobre la producción paralela y las actividades de desarrollo de la mina.

 

Sandvik entregará las soluciones AutoMine y OptiMine a la mina Chuquicamata de Codelco en Chile. Codelco está convirtiendo su mina Chuquicamata de fundición abierta a una mina subterránea como parte de un proyecto estratégico de 10 años para prolongar sus minas existentes. Las operaciones debieran comenzar en 2019.

 

Sandvik entregará un sistema de automatización de producción basado en sus productos AutoMine y OptiMine. El sistema permitirá a Codelco operar su nueva flota de cargadoras Sandvik LH621 en total automatización. El sistema abierto integra operaciones manuales y equipos autónomos en una solución con AutoMine y OptiMine, lo que permite la transparencia y el control en tiempo real sobre la producción paralela y las actividades de desarrollo de la mina.

 

"Usar nuestras minas para lograr un efecto completo es parte de nuestro enfoque en la sostenibilidad y un factor clave para nuestro negocio", dijo Andrés Avendaño, gerente de operaciones de Chuquicamata Underground. "La automatización y la optimización son fundamentales para aprovechar al máximo nuestras minas y mantener a nuestra gente segura mientras lo hacemos".

 

"Codelco ha sido un socio importante para nosotros desde el principio", dijo Riku Pulli, vicepresidente de automatización de Sandvik Mining and Rock Technology. "Es fantástico continuar la asociación ya que nuestras visiones están bien alineadas. Esperamos trabajar con Codelco para ofrecer una minería aún más inteligente, más segura y más productiva a través de la digitalización”.

 

Codelco es el productor de cobre número uno en el mundo y es propiedad del gobierno de la República de Chile. Controla alrededor del 19% de las reservas mundiales de cobre y también es el segundo productor mundial de molibdeno, con 24 000 t producidas en 2018.

SIGUENOS EN: