SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
01 Mayo 2019 / Minería

Visualizando el potencial de la minería inteligente

Con el tiempo, los datos de la tecnología de sensores y el software en la nube revelarán información que podría ayudar a desarrollar operaciones mineras sostenibles.

 

Desde una sola aplicación en un dispositivo móvil, los supervisores de los sitios de la mina ahora pueden recibir alertas por SMS, correo electrónico o notificaciones dentro de la aplicación.

 

La minería se ha representado tradicionalmente con mulas de carga, picos y buscadores robustos.

 

Sin embargo, puede sorprenderle saber que la industria minera de hoy es precisamente lo contrario en casi todos los aspectos. Es de alta tecnología, eficiente y segura.

 

Esto se debe en parte a que las compañías mineras modernas están implementando lo último en tecnología de sensores y nube. Estas minas conectadas están mejorando el proceso de extracción y la seguridad de los trabajadores, al tiempo que aumentan la productividad.

 

 

¿Qué es Smart Mining?

 

Una mina conectada utiliza datos de la tecnología de sensores para administrar de manera efectiva las operaciones de minería subterránea y de pozo.

 

Desde una sola aplicación en un dispositivo móvil, los supervisores de los sitios de la mina ahora pueden recibir alertas por SMS, correo electrónico o notificaciones dentro de la aplicación. Esto les ayuda a reaccionar ante problemas críticos en tiempo real y maximizar la productividad.

 

Además, se pueden aplicar análisis de datos avanzados a los datos sin procesar para crear información, visualizaciones y recomendaciones. Esta información se entrega a los administradores y empleados de la mina en tiempo real en sus dispositivos móviles.

 

 

Caso de estudio: Soluciones inteligentes en la práctica

 

Dundee Precious Metals fue una de las primeras compañías en llevar redes inalámbricas a una mina subterránea. La compañía utilizó RFID y Wi-Fi para monitorear la ubicación de los equipos y las personas. Las redes también permitieron que el personal se mantuviera conectado a la superficie.

 

Una vez que se instalaron las redes, la comunicación fue confiable e instantánea, incluso a casi 2,000 pies bajo tierra en el fondo de la mina. Los trabajadores podrían traer computadoras portátiles y teléfonos inteligentes a la mina para mantenerse conectados con el personal y el software en la superficie.

 

Con un chip RFID en cada vehículo, máquina y persona, los gerentes pueden ver la ubicación de todos y todo lo que hay en la mina. Esto ayuda a prevenir accidentes y averías, y agiliza las operaciones en tiempo real.

 

También hay beneficios ambientales y de ahorro de costos. Usando los datos de ubicación, un sistema de ventilación automatizado puede responder y minimizar el consumo de energía.

 

Los aficionados se encienden y apagan cuando los mineros entran o salen de un área. Además, las velocidades del ventilador se ajustan cuando las máquinas o los vehículos están funcionando cerca para asegurar que las emisiones se ventilen adecuadamente. Esto podría reducir drásticamente los requerimientos de energía de una mina.

 

 

Un futuro sostenible para la minería

 

Este es solo el comienzo.

 

Con el tiempo, los datos de la tecnología de sensores y el software en la nube revelarán información que podría ayudar a desarrollar operaciones mineras sostenibles.

 

Al minimizar sus impactos negativos, las empresas mineras podrán entregar de manera responsable los materiales que necesita el mundo moderno.

SIGUENOS EN: