SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
28 Marzo, 2018 / Responsabilidad Social

Minera canadiense oculta datos de consumo de agua en proyecto Ixtaca, México

Organismo latinoamericano Poder revela que la firma con sede en Vancouver omitió información importante sobre el proyecto Ixtaca en un comunicado.

 

En un documento oficial, minera excluye que la población se opone al proyecto. (FOTO: Shutterstock).

 

La organización latinoamericana sin fines de lucro, Poder, denunció que la minera canadiense Almaden Minerals, responsable del proyecto Ixtaca en el municipio de Ixtacamaxtitlán ubicado en Puebla (México), oculta información como el consumo anual de agua, los efectos nocivos de la extracción para las comunidades indígenas, así como el repudio que ha causado en la comunidad.

 

A través de un comunicado de prensa, Poder estima que el consumo anual de agua ronda los 1.19 millones de metros cúbicos.

 

Los activistas de Poder consideran que según la opinión de organizaciones de la sociedad civil y pobladores, el agua de lluvia que recolecta la empresa para las operaciones de la mina serían insuficientes.

 

Anualmente se recolectan entre 500 a 600 mm anuales, según la Estación Meteorológica de Ixtacamaxtitlán. Sin embargo, la minería requiere un volumen gigantesco de agua. Un ejemplo es la mina Caballo Blanco en Veracruz, que produjo 30 mil toneladas de material (una tasa igual a la proyectada para el Proyecto Ixtaca) y anualmente consumió 3 mil metros cúbicos de agua.

 

La estimación de consumo de agua en el proyecto Ixtaca supera el millón 195 mil 500 metros cúbicos anuales tan solo para la zona de actividad minera.

 

 

Minera niega existencia de población indígena

 

La organización Poder argumenta que la minera niega la existencia de población indígena en el área en su boletín al señalar que "no identificó comunidades indígenas o personas que hablan lenguas nativas dentro del área de influencia del proyecto".

 

Sin embargo, según la información oficial se menciona que 11.82 por ciento de la población de los habitantes del municipio habla una lengua indígena, principalmente Náhuatl.

 

 

Minera omite que la población repudia el proyecto

 

Poder agrega que la empresa omite en su comunicado oficial que la población se opone a la extracción de metales preciosos por considerarlo un ‘proyecto de muerte’.

 

Desde 2014 la población ha denunciado violaciones a las reglamentaciones ambientales y violaciones a los derechos humanos cometidas por Almaden durante la etapa de exploración.

 

Finalmente, es importante señalar que la población ha tomado medidas legales y reglamentarias para que las autoridades locales y federales no otorguen los permisos necesarios para la fase de extracción de la mina, incluida la evaluación de impacto ambiental.

SIGUENOS EN: