SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
Jueves 16 Agosto, 2018
PRECIOS DE METALES: (ACT 16/08/18 | 8:00 AM ) Au: 1177.33 USD/ozt Ag: 14.60 USD/ozt Cu: 2.75 USD/lb Zn: 1.11 USD/lb Pb: 0.95 USD/lb
16 Abril, 2018 / Editorial

Gobierno debe priorizar la revalorización de los pueblos indígenas y la lucha contra la minería ilegal

 

Las actividades mineras ilícitas no solo amenazan al medio ambiente sino que están desarticulando la identidad indígena de Madre de Dios. Mineros ilegales depredan bosques y contaminan ríos de la zona.

 

 

Visitar Madre de Dios nos acerca a un pueblo golpeado a veces por la naturaleza y siempre por gente que trata de aprovecharse de sus recursos y de su buena voluntad, pero a pesar de ello, en Madre de Dios también encontramos un pueblo fuerte y expectante, que aun quiere creer en que el gobierno puede ayudarlos a lograr sus objetivos de crecer de manera sostenida.

 

Revalorizar los pueblos indígenas y formalizar la minería, son dos aspectos fundamentales que debe trabajar el gobierno, el éxito en ello, será el termómetro que permitirá medir su compromiso y eficiencia.

 

En Madre de Dios 10 comunidades de la Reserva Comunal de Amarakaeri sufren los embates de la minería ilegal. Sus habitantes, que son un poco más de 400, viven en medio de un panorama desolador y son amenazados por el olvido, la violencia y la contaminación.

 

Pero eso no es lo único. Un reciente reporte emitido por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) indica que el Producto Bruto Interno (PBI) de Madre de Dios había disminuido un 9,2% en el 2017. Una de las peores caídas porcentuales en todo el país. La desaceleración económica ha golpeado duramente al país en los últimos meses –y años– y la región limítrofe con Brasil no ha sido la excepción.

 

La principal actividad minera de Madre de Dios es la minería. Esta constituye el 41% del Producto Bruto Interno regional. El departamento produce el 11% del oro del país, seguido de regiones como Cajamarca y La Libertad. Lamentablemente, Madre de Dios es una zona azotada por la minería ilegal.

 

La verdadera dimensión de la minería ilegal en Madre de Dios escapa al registro de las estadísticas oficiales y causa distorsiones en los mercados. Las acciones que el Estado ha tomado desde el 2012 para la formalización minera no han dado los resultados esperados y han originado una migración masiva a la región para la extracción del oro de manera ilícita.

 

Todavía peor es el daño al medio ambiente que ha generado la minería ilegal en la golpeada Madre de Dios. Hasta el momento se han perdido 460 hectáreas de bosque en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata, un territorio que debería actuar como un cinturón protector de la zona, y que tiene uno de los espacios geográficos más biodiversos del mundo.

 

En otras palabras, lo que la minería ilegal ha hecho en Madre de Dios se podría comparar de una simple manera: el área destruida equivale a la mitad de superficie del distrito de Miraflores, en un territorio de cauces carcomidos, árboles muertos y lagunas afectadas con mercurio y otros químicos utilizados para obtener el oro.

 

Esto salta a la vista en un negocio que es más rentable, inclusive, que el narcotráfico. Mientras que un kilo de clorhidrato de cocaína puede llegar a costar US$2 mil en el mercado negro, un kilo de oro extraído de manera ilegal puede bordear los US$25 mil.

 

¿Qué es lo que debería hacer el Estado para enfrentar de manera exitosa a la minería ilegal en Madre de Dios? Para empezar, debería haber un trabajo coherente y articulado entre todos los actores involucrados (desde la esfera más alta del poder hasta los gobiernos regionales y locales). De esta manera habría una mayor presencia y llegada en las zonas donde se ubican estas actividades al margen de la ley.

 

Por otro lado, es vital generar expectativas de crecimiento para motivar a los pequeños mineros y mineros artesanales a formalizarse, esto con el acceso a fuentes de financiamiento y asesoramiento en temas de gestión ambiental responsable. 

 

Se necesita también –y resulta de imperiosa necesidad– con un eje articulador en la formalización minera, como lo hacía la oficina del Alto Comisionado encargado de las operaciones en contra de la minería ilegal. Además, es necesario realizar constantes interdicciones coordinadas con el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) y el Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales (Osinfor) y encabezar la lucha contra los problemas sociales que trae consigo la actividad minera ilegal.

 

SIGUENOS EN: