SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
22 Mayo, 2018 / Medio Ambiente

Organizaciones proponen convertir mina en geoparque ambiental en Costa Rica

Iniciativa se realizaría con participación de universidades públicas, y sería un sitio de interés geológico, científico y cultural.

 

Daño ambiental en la mina Crucitas causado por minería ilegal de oro. (FOTO/FUENTE: Universidad de Costa Rica)

 

Organizaciones ambientalistas y académicas de la provincia Alajuela en Costa Rica, propusieron convertir la mina de Crucitas en un parque de interés geológico y ambiental que incentive la actividad turística en el distrito alajuelense Cutris de San Carlos, como parte de una iniciativa de desarrollo social y económico en la zona norte de ese país.

 

El geoparque se desarrollaría con participación de universidades públicas y sería un sitio de interés geológico, científico y cultural. Abarcaría una extensión de 150 hectáreas del yacimiento de Crucitas y en los cerros de Botija y Fortuna. La idea es que participen las universidades públicas y se convierta en un centro de investigación y docencia.

 

En un foro realizado en la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica (UCR) para analizar la situación actual del yacimiento minero y las perspectivas futuras, dirigentes ecologistas advirtieron que la explotación ilegal de oro en la zona representa un peligro.

 

Asimismo, alertaron ante la existencia de otras concesiones de yacimientos mineros en la región y su eventual explotación mediante la minería ilegal por parte de empresas mineras extranjeras.

 

El geólogo Allan Astorga Gättgens explicó que el oro se encuentra diseminado en el subsuelo de forma microscópica y para su extracción se requiere el uso de cianuro o mercurio, sustancias químicas altamente tóxicas para la salud humana y ambiental.

 

Por su parte, el biólogo Jorge Lobo Segura, subrayó que “la presencia de los coligalleros (mineros que roban oro en pequeñas cantidades) es un lado del mismo problema y hay que resolverlo”. Además, señaló que el impacto ambiental en Crucitas causado por estos delincuentes ha sido muy serio.

 

No obstante, Lobo consideró que el daño a los ecosistemas naturales no son de la misma magnitud que lo que habría provocado el proyecto minero de la empresa Industrias Infinito, concesión que fue anulada en 2010.

 

La principal preocupación de los expertos ante la extracción minera ilegal por medio de artesanía en el último año es el peligro de contaminación con mercurio de las cuencas hidrográficas en la zona fronteriza con Nicaragua, especialmente el río San Juan, lo que podría ocasionar un conflicto con Nicaragua por su impacto transfronterizo.

SIGUENOS EN: