SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
20 Agosto 2018 / Editorial

La minería sigue siendo la protagonista del crecimiento económico en el Perú

 

Debemos continuar trabajando para atraer las inversiones y aumentar la productividad de forma sostenida de manera proactiva y responsable.

 

 

Nuestra vasta fuente de recursos naturales y la imponente belleza de nuestro territorio nos hace ser un país con diversas oportunidades de desarrollo en sectores como el turismo, la pesca y la agroindustria, por dar solo tres ejemplos; pero siempre de la mano con la industria minera, que es el soporte histórico de la economía nacional, ya que desde los tiempos del gran imperio incaico ha sido la principal actividad en el Perú.

 

Es así que la minería es la cartera más representativa para el Producto Bruto Interno (PBI) peruano. Según estadísticas del Ministerio de Energía y Minas (Minem), en 2017 este sector representó el 10% del PBI y el 62% del valor de las exportaciones.

 

De acuerdo con la Dirección General de Minería (DGM) del mencionado ministerio, durante el primer semestre de 2018 las inversiones mineras ascendieron a US$ 1,955 millones, cantidad superior en 31.4% a lo registrado en el mismo periodo del año pasado.

 

Además, el Reporte de Inflación del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), entregado en junio de este año, estima que en el período de 2018 a 2019 la inversión en el sector alcanzará los US$ 7,364 millones provenientes de 34 proyectos mineros.

 

Como parte de este progreso económico, cabe destacar la magnitud de iniciativas próximas a desarrollarse que impulsarán las actividades financieras en el país, empezando por los megaproyectos cupríferos Quellaveco (Moquegua) y Michiquillay (Cajamarca), la ampliación de Toromocho (Junín), Toquepala (Tacna) y Marcona (Ica), y las grandes reservas de litio halladas recientemente en el prospecto Macusani (Puno); entre otros planes.

 

Y a pesar de la batalla comercial desatada entre China y Estados Unidos, instituciones como el BCRP y la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) afirman que estamos lejos de una crisis, pues con niveles de precios de cobre de 2.80 dólares por libra, la mayoría de exploraciones mineras en el Perú siguen siendo rentables.

 

Otro punto a tomar en cuenta es la inversión en exploración minera. Actualmente, existen aproximadamente 54 proyectos en cartera que tienen un financiamiento total de US$ 306 millones y medio, sin incluir las iniciativas que ya están en ejecución. A su vez, los proyectos de construcción de mina constan de 49 planes, cuya suma de montos de inversión llegaría a US$ 58 millones y medio.

 

También, es considerable subrayar las transferencias de recursos generados por concepto de canon minero, que este 2018 alcanzaron los S/ 3,158 millones, cifra que sobrepasó en 70% lo registrado el año pasado (S/ 1,863 millones). Este notable alcance es el mejor obtenido en los últimos cuatro años.

 

Para que el Perú siga caminando en esta senda de crecimiento económico, nuestra próspera industria extractiva tiene que seguir trabajando proactiva y responsablemente en búsqueda de sus objetivos y, por su parte, el Estado debe desempeñar un papel fundamental en la implementación y ejecución de políticas con el propósito de atraer las inversiones y poner en marcha reformas orientadas a aumentar la productividad de manera sostenida.

SIGUENOS EN: