SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
12 Febrero, 2018 / Editorial

¿Cómo reducir los accidentes en la minería peruana? Estrategias para el aumento de la productividad del sector

Lejos de disminuir, las cifras de accidentes mortales en el sector minero han crecido en los últimos años. Hace falta verdaderas estrategias y tácticas para eliminar el problema.

 

Este 2018 se presenta con grandes retos y oportunidades para consolidad el liderazgo de la minería peruana en el mundo. Nuestro país ha sido bendecido con ingentes recursos minerales en la costa, sierra y selva; que nos motiva aún más a todos los que trabajamos y nos sentimos orgullosos de pertenecer al sector minero y que afrontamos con decisión y optimismo los retos de cada día que significa estar presentes en la operación.

 

Para lograr el éxito esperado, debemos asumir un gran reto: eliminar uno de los factores fundamentales que impacta en el desarrollo de nuestra minería, que son los accidentes mortales, y que afectan directamente a los colaboradores, además de su efecto en los procesos, producción y finalmente en el negocio minero.

 

Según el reporte “Accidentes Mortales 2017” elaborado por el Ministerio de Energía y Minas (MEM), desde el año 2000 han habido 973 accidentes mortales en el sector minero. El mismo informe refleja que en el 2017 hubieron 41, un número que muestra una tendencia al crecimiento en comparación a años previos: en el 2016 fueron 34; en el 2015, 29; y, en el 2014, 32.

 

El reporte muestra, asimismo, que en el período 2000-2017, una gran parte de accidentes mortales fue a causa de desprendimiento de rocas (30%), choques o golpes (11%), caídas de personas (9%), atrapados por derrumbe (7%), intoxicación o asfixia (6%), mientras que otros tipos de causas constituyen el 38% restante.

 

¿Qué sucede si en la actualidad contamos con nuevos reglamentos de continua actualización, experiencia en la operación y el soporte de la tecnología en permanente desarrollo?

 

Para lograr el éxito es fundamental que tanto los profesionales que realizan la operación y la seguridad, tengan una excelente comunicación, alineados el objetivo común de alcanzar objetivos que impacten directamente en el negocio minero, la seguridad protege al trabajador y la inversión minera.  

 

Es importante evaluar las condiciones laborales que nos permitirán tener trabajadores que estén más seguros, satisfechos emocionalmente para desarrollar sus actividades diarias. El trabajo responsable de la operación y la de seguridad debe ir de la mano para lograr el bienestar común y el cumplimiento de los objetivos trazados.

 

La capacitación permanente también es fundamental, tanto en aula como en mina, con análisis de casos en el terreno con una evaluación permanente que nos permita medir de manera eficiente como impacta en la operación y además realizar la retroalimentación respectiva.

 

Debemos tener una supervisión eficiente que también debe ser evaluada permanentemente en el cumplimiento de sus responsabilidades, este factor es clave, en mina debemos supervisar al supervisor de manera continua.

 

Queremos a nuestro sector y por esto esperamos una minería posicionada entre los primeros en el mundo, para ello, debemos evaluar estos cuatro factores mencionados con anterioridad con un horizonte de tiempo adecuado, rentable en su relación beneficio/costo y con un beneficio superior e intangible, que es percibir que cada uno de nosotros contribuimos a realizar una minería mejor cada día.

SIGUENOS EN: