SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
6 Octubre 2018 / Medio Ambiente

Antofagasta Minerals establece reducir sus emisiones de gases con efecto invernadero al 2022

El grupo minero chileno estableció una meta para reducir sus emisiones en 300 mil toneladas, tomando una serie de acciones relacionadas con la búsqueda de fuentes de energía renovables.

 

La compañía minera de Chile adopta un conjunto de acciones para integrar nuevas fuentes de energía renovable.

 

Durante la “Semana del Clima”, evento que se está realizando en Nueva York, con la finalidad de analizar los graves efectos del cambio climático, Antofagasta Minerals reiteró el compromiso de reducir la emisión de gases con efecto invernadero (GEI) en 300 mil toneladas por año antes del 2022. Esto equivale a sacar de circulación a unos 80 mil vehículos por año.

 

En este contexto, el presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals, Iván Arriagada, manifestó que “estamos convencidos que la minería del cobre es clave para que todos vivamos en un mundo más sustentable, con un mayor uso de tecnologías limpias para el transporte o la generación de energía. Esto nos obliga también a mejorar nuestros procesos productivos para hacerlos cada vez menos contaminantes y por eso tenemos metas concretas de reducción de nuestras emisiones de CO2”.

 

Con este fin, la compañía está adoptando un conjunto de acciones para integrar nuevas fuentes de energía renovable, aumentar su eficiencia energética y capturar CO2 de áreas silvestres protegidas por Minera Los Pelambres. En 2016, el Grupo incorporó un Estándar de Cambio Climático a su gestión, el que incluye un proceso definido para gestionar los riesgos relacionados con este tema. Además, desde 2009 reporta sus emisiones de GEI las que han sido verificadas por auditores externos desde 2013.

 

“Combatir el cambio climático es una prioridad en la que todos podemos y debemos contribuir. Como compañía estamos potenciando todas las iniciativas que nos ayuden a reducir la huella de carbono de nuestros procesos productivos”, explicó René Aguilar, vicepresidente de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad.

 

En este escenario, los nuevos contratos de suministro de energía del Grupo privilegiarán las fuentes que reducen las emisiones de GEI. Hoy el 54% de la energía que utiliza Minera Los Pelambres, uno de los yacimientos de cobre más grande del mundo, es suministrada gracias a plantas fotovoltaicas, eólica o a la autogeneración de energía a partir de sus correas transportadoras de mineral.

 

Adicionalmente, destaca el contrato de suministro eléctrico que Compañía Minera Zaldívar firmó recientemente con Colbún S.A. por 550 GWh/año a partir de julio de 2020. Es la primera compañía chilena que utilizará sólo fuentes de energía renovables para producir cobre. El acuerdo contempla que Colbún certifique que la energía utilizada por Zaldívar proviene de fuentes que no generan emisiones, lo que, a su vez, debe ser verificado por un organismo externo.

 

Otras iniciativas para reducir emisiones incluyen aumentar la potencia de la planta termosolar de Minera Centinela. Esta planta usa la energía del Sol para calentar soluciones utilizadas en la planta de electro-obtención para producir cátodos, con lo que se disminuye el consumo de diésel. Actualmente, con el uso de la planta termosolar, Minera Centinela puede reducir sus emisiones en hasta 8.000 toneladas de CO2 al año, equivalente a unas 2.000 vueltas alrededor del mundo de un avión comercial.

 

Asimismo, en 2017 Antofagasta Minerals aprobó un proyecto de captura de CO2 mediante la incorporación de áreas silvestres. Para ello se está avanzando en evaluar la capacidad de captura de GEI de áreas silvestres protegidas por Minera Los Pelambres, ya sea por restauración de bosques existentes, reforestación o protección. Actualmente, la compañía tiene bajo su protección unas 25 mil hectáreas ubicadas en la región de Coquimbo.

SIGUENOS EN: