SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
3 Octubre 2018 / Medio Ambiente

“Queremos reducir los riesgos de los Pasivos Ambientales Mineros para que hayan menos conflictos sociales”

Won Seok Choi, Deputy General Manager de la Mine Reclamation Corporation (MIRECO), concedió una entrevista a Tiempo Minero sobre el tratamiento de Pasivos Ambientales Mineros (PAM) en el Perú.

 

Representante de MIRECO en el Perú, Won Seok Choi, opina que la remediación es necesaria para un mejor desarrollo de la minería en el Perú. (FOTO: Tiempo Minero)

 

Para Won Seok Choi el tratamiento de los PAM se ha vuelto una necesidad imperante en el Perú. De mano con el Ministerio de Energía y Minas, MIRECO (Mine Reclamation Corporation) trabaja en la constante remediación de este problema que afecta a la población.

 

 

Para empezar, ¿qué se puede entender como Pasivo Ambiental Minero (PAM)?

 

Se puede entender como Pasivo Ambiental Minero (PAM) a todas las emisiones, restos o depósitos producidos por operaciones mineras que se encuentran abandonados en la actualidad y que constituyen un riesgo para la salud de la población aledaña y el ecosistema. En ese sentido pueden ser bocaminas, relaves, desmontes, etc.

 

 

Actualmente hay más de 8000 PAM en el Perú. ¿Cuáles son las zonas más afectadas?

 

En cuanto a los PAM a lo largo del territorio nacional, las zonas más afectadas son las cuencas hidrográficas como las del Mantaro, Llaucano, Santa, Alto Marañón, Apurímac y Alto Huallaga.

 

 

¿Es fácil determinar la responsabilidad de los PAM en el Perú?

 

Hay que tener una definición bien clara de ese punto: no todas las empresas mineras que operan en la actualidad están generando estos Pasivos Ambientales Mineros. En realidad, ya existen PAM desde antes del año 2004 (año en que se modificó la Ley N° 28271, que regula los pasivos ambientales de la actividad minera) y, por ello, es difícil hacer un inventario de los responsables.

 

 

¿Cuál es el objetivo principal de Mireco?

 

Mireco (Mine Reclamation Corporation) es una entidad gubernamiental coreana que se especializa en la remediación de Pasivos Ambientales Mineros (PAM) y los impactos que se generan en las actividades mineras. Nuestro proyecto en el Perú se inició en el 2016 y termina este año con un presupuesto de más de 2 millones de dólares aportados por el gobierno de Corea a través de KOICA (Agencia de Cooperación Internacional de Corea).

 

El enfoque de este proyecto va hacia la búsqueda del mejoramiento de la gestión de los PAM. Nuestro objetivo es fortalecer la capacidad de su remediación. Para ello, lo que hacemos es elaborar una investigación de campo y luego una evaluación de la situación de remediación de los PAM.

 

 

¿Cómo han definido su estrategia de acción?

 

Para poder remediar los PAM, deben estar involucradas varias entidades. Una de ellas es el Ministerio de Energía y Minas (MEM), Activos Mineros, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) y el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (OSINERGMIN). 

 

El MEM se encarga de identificar el PAM y hacer un inventario para dar la orden de remediación. Activos Mineros, por su parte, ejecuta la remediación; OEFA se encarga de supervisar las obras. Al final, el MEM tiene la competencia de emitir el certificado de cumplimiento de cierres de pasivos. Una buena comunicación entre las instituciones contribuye a un mejor plan de acción.

 

 

¿Cuál es el impacto en la sociedad?

 

En el caso de los PAM, los relaves, desmontes y las bocaminas generan el lixiviado, un líquido resultante que contiene metales pesados y que contamina la calidad del agua (en el caso de los ríos) que, en la mayoría de casos, es utilizada por la población aledaña a los proyectos mineros.

 

La contaminación, en ese sentido, también afecta al suelo y, por ende, a la agricultura. Los afectados también son los consumidores finales como la población en general y los animales.

 

 

¿En qué otros lugares han tenido experiencia respecto a la remediación de PAM?

 

Pudimos compartir nuestra experiencia de trabajo en la remediación de PAM en países como Mongolia, Indonesia, Vietnam y Tailandia.

 

 

¿Qué miras tiene la institución respecto a la minería en el Perú?

 

Lo que deseamos es acelerar la remediación de los PAM para que, en primer lugar, se rehabiliten el entorno y las condiciones de ecosistema. Lo que se quiere es reducir los riesgos que vienen impactando a las poblaciones aledañas para que, de esa manera, hayan menos conflictos sociales y así crezcan las inversiones en el sector minero. Ese es el punto de partida para formar una estructura económica sostenible en el tiempo.

 

SIGUENOS EN: