SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
12 Octubre 2018 / Metalurgia

Los desafíos del proceso de cianuración

Manejo adecuado de las soluciones y flujos de desecho para proteger la salud y el medio ambiente son elementos centrales en la industria minera.

 

Dadas las particularidades del oro, no es fácil de solubilizar el mineral en condiciones normales con ácidos tradicionales.

 

ESCRIBE: José Luis Salazar N.

Director de Metalurgia de la Cámara Minera del Perú

 

No es casualidad que el proceso de cianuración o de lixiviación con cianuro represente, independiente de la configuración, el método mayormente utilizado en la industria de los metales preciosos de oro y plata. Este proceso data de fines del siglo XIX, cuando Stewart MacArthur y los hermanos Forrest propusieron este método en Sudáfrica, expandiéndose rápidamente a todas las faenas mineras a nivel mundial.

 

¿Cuál era la ventaja que presentaba? En aquella época, los resultados económicos y metalúrgicos eran prácticamente las únicas variables consideradas y el salto tecnológico era cualitativo y cuantitativo, permitiendo operar yacimientos de mucha complejidad operacional y económica.

 

El oro, dadas sus particularidades, no es fácil de solubilizar en condiciones normales con ácidos llamados tradicionales (sulfúrico, clorhídrico o nítrico) y su limitada reacción, provoca un desafío permanente para cualquier operación. Es en este punto cuando, la lixiviación con cianuro presenta las ventajas operacionales mencionadas, pues las superficies de oro quedan expuestas a la acción del Cianuro, el que está presente en solución acuosa bajo una permanente aireación, obteniendo un compuesto de cianuro de oro.

 

Una de las variables, que cobra mayor relevancia en el proceso, es el control del oxígeno adicionado. Claramente, la utilización de oxígeno puro podría tener mejoras significativas en los resultados técnicos, pero por sus elevados costos generarían riesgos considerables en la factibilidad económica de la faena. La literatura técnica ha mostrado muy buenos resultados utilizando ozono, pero, al momento de evaluar su pertinencia económica, quedan expuestos a muchas desventajas competitivas.

 

Los avances tecnológicos, en el ámbito de las operaciones mineras, no siempre significan mejoras sustanciales en la sustentabilidad del proceso, entendiéndola como la “capacidad del proyecto, para hacer un uso consciente y responsable de los recursos, sin agotarlos o exceder de su capacidad de renovación, y sin comprometer el acceso a estos por parte de las generaciones futuras”.

 

Es así como, los desafíos que propone el proceso de cianuración en términos ambientales son enormes. El cianuro posee cualidades que lo transforman en un agente tóxico que requiere de mucha precaución, pues se puede combinar con 28 metales de la Tabla Periódica, siendo la combinación con fierro, una de las más riesgosas. Además, presenta una reactividad química con el agua muy tóxica y su alta permanencia en el tiempo, lo transforman en un agente de altísima complejidad.

 

Si bien, las alternativas de reemplazo del Cianuro existen, como el cloruro, bromuro, tiourea, tisulfato y el mercurio, estos forman complejos menos estables con el oro y necesitan condiciones operacionales más complejas, además de costos más elevados dejando al cianuro con considerables ventajas respecto de estos competidores.

 

En este escenario y proyectando los principales desafíos del proceso, podemos señalar que, el manejo adecuado de las soluciones y los flujos de desecho para proteger la salud humana y el medio ambiente son los elementos centrales que esta industria debe considerar, realizando una planificación de contingencias, inspecciones y procedimientos preventivos, minimizar de forma óptima el uso y limitar su concentración en los relaves de tratamiento,  implementar un programa integral de gestión del agua, tomar medidas para proteger la fauna (concentraciones por debajo de las 50 ppm de cianuro libre), proteger peces y la vida silvestre contra el vertido directo e indirecto de soluciones de proceso de cianuración al agua superficial (lagos y ríos), evitar la filtración hacia el agua subterránea, implementar medidas de contención de derrames en los tanques y las tuberías del proceso, aplicar procedimientos de control o de garantía de calidad para las instalaciones y evaluar los efectos del uso del cianuro en la vida silvestre y calidad de las aguas superficiales de forma permanente. Sólo así, podremos vislumbrar un largo camino para esta relevante actividad minera y generadora de riquezas.

 

Si desea saber más respecto del tema, la Cámara Minera del Perú ofrecerá el seminario web gratuito "Cianuración de minerales y concentrados de oro y plata" el viernes 19 de octubre a las 3 de la tarde (hora peruana). Para participar lo único que hay que hacer es entrar al siguiente enlace: http://www.camiper.com/webinar/metalurgia/.

SIGUENOS EN: