SUSCRÍBASE

GRATIS

con solo ingresar su correo electrónico
Lunes 21 Mayo, 2018
PRECIOS DE METALES: (ACT 18/05/18 | 8:00 AM ) Au: 1287.27 USD/ozt Ag: 16.39 USD/ozt Cu: 3.07 USD/lb Zn: 1.39 USD/lb Pb: 1.05 USD/lb
18 Febrero, 2018 / Minería

El 2018 podría ser el año de la minería submarina

Empresa Odyssey Marine Explorations realizó estudios para desarrollar un proyecto minero submarino en Baja California Sur, y espera ser aprobado este año.

 

 

La empresa estadounidense está interesada en desarrollar un proyecto de minería submarina para este año a pesar de una fuerte oposición.

 

 

Solo falta un “sí” para la autorización de la primera concesión del proyecto de minería submarina en el Golfo de Ulloa, en Baja California, México, a favor de la empresa Exploraciones Oceánicas, filial de la firma estadounidense Odyssey Marine Explorations.

 

Fue en el 2014 que Odyssey Marine Explorations presentó dos proyectos de impacto ambiental con el propósito de desarrollar actividades mineras en el fondo marino de Baja California Sur y que fueron rechazados por las autoridades federales mexicanas. En el 2015, no obstante, la presentación de un tercer estudio fue aceptado y se presume que tenga el visto bueno para ser ejecutado el 2018.

 

Proyecto en aguas profundas

 

“Don Diego” es el nombre que recibe el proyecto de minería submarina que pretende extraer minerales o metales del lecho marino. Su propósito es de usar un sistema de dragado para obtener 7 millones de toneladas de arena fosfática, una sustancia negra y pegajosa, útil en la fabricación de fertilizantes para la agricultura.

 

El proyecto abarca una superficie de más de 91 mil hectáreas y está ubicada a menos de 22 kilómetros de la costa del municipio de Comondú y, además, abarca parte de las aguas concesionadas a la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera Puerto Chale. La inversión de Odyssey Marine Explorations está calculada en US$357.2 millones.

 

Fuerte oposición

 

Hasta el momento, lo único que Odyssey Marine Explorations ha encontrado fue un profundo rechazo por parte de organizaciones pesqueras como “El Manglito” y “El Esterito”. Dichos grupos se han aliado a asociaciones ambientales para frenar el proyecto ya que argumentan que podría afectar seriamente el entorno ambiental y dañaría a algunas especies marinas protegidas.

 

Para el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina (OCMAL) el ruido que produzca la maquinaria minera podría “ahuyentar” las especies submarinas y alejarlas de su hábitat natural. Por otra parte, muchos pesqueros artesanales han indicado que se quedarían sin sustento.

SIGUENOS EN: